la pulperia

La Pulpería es el edificio más antiguo de todos y su origen se remonta al siglo XVIII. Servía de refugio para los caballos y carruajes antes de transformarse más tarde en hostería donde se reunían los gauchos para cantar, bailar o para saciarse. Hoy en día se ha convertido en un refugio único para leer, descansar, tomar una copa, o compartir una taza de té.

En homenaje a los gauchos y sus tradiciones, las fotografías de Aldo Sessa y los cuadros de Alejandro Moy están siempre presentes, así como los objetos de cuero y de plata trabajados por artistas contemporáneos originarios de San Antonio de Areco. Todos están disponibles en la boutique, testimoniando la lealtad de La Bamba para con su ciudad.